Mindfulness para la Reducción del Estrés, la Ansiedad y el apoyo en Psicoterapia

En Educare creemos en los beneficios del mindfulness para todas las edades, por eso tengan la edad que tengan, nuestros pacientes que ya acuden a terapia complementan la misma con una sesión grupal mensual de mindfulness.

Las tareas del día a día, las prisas, las exigencias del trabajo, la familia… Y, como guinda del pastel, una mente que no para, avisándonos, más a menudo de lo que quisiéramos, de posibles problemas por solucionar o tareas pendientes por hacer. Un cóctel perfecto que desemboca demasiado a menudo en agotamiento, físico y mental, mal humor y falta de disfrute de todo lo bueno que, sí, la vida también nos ofrece a cada momento.

El entrenamiento en mindfulness o atención plena está dirigido a fortalecer nuestra capacidad de vivir el presente y dirigir nuestra atención allá donde decidamos, de forma que dediquemos, por supuesto, un tiempo a resolver nuestros problemas, pero no todo el tiempo, y que más bien podamos reservar siempre espacios para la recuperación, el autocuidado y el disfrute con los nuestros

 

¿Qué es Mindfulness o Atención Plena?

De forma muy abreviada podemos decir que mindfulness es la capacidad de prestar atención a lo que sucede a cada instante de una forma no enjuiciadora. Parece sencillo, ¿verdad? Y lo es, si no fuera por la tendencia de la mente a divagar y a distraerse con cualquier otro elemento distinto a aquello que justo tenemos entre manos.

Por ello, la práctica de mindfulness consta de una serie de técnicas dirigidas a fortalecer esa capacidad que ya está en nosotros, y conseguir así más momentos de presencia, es decir, de atención a lo que pasa a cada momento, tanto en nuestro interior como en el exterior.

Además, el propósito de este entrenamiento es llevar esta misma actitud de atención a nuestro día a día. Por ello, se puede decir que mindfulness es tanto una disciplina con técnicas concretas, como una forma de ser.

 

¿Cuáles son sus beneficios?

Mindfulness es una disciplina basada en la evidencia científica. Los beneficios que los distintos estudios han mostrado incluyen:

  • Reducción del estrés y la ansiedad
  • Reducción de la rumiación (pensamientos obsesivos o un excesivo “darle vueltas” a los problemas)
  • Mayor bienestar emocional
  • Aumento de la concentración
  • Mayor flexibilidad cognitiva y, por tanto, mejor adaptación al cambio

 

¿Cómo puede ayudar en mindfulness en un proceso de psicoterapia?

Existen factores comunes a distintos desórdenes psicológicos. Uno de estos factores es la evitación, es decir, la no confrontación con emociones o situaciones que nos hacen sentir mal. Se trata de un mecanismo normal que puede ser útil en ciertas ocasiones, pero en otras no.

En el caso de las emociones, el problema estriba en que, si evitamos algunas de ellas y las enterramos, las enterramos vivas, y siempre va a haber un movimiento interno hacia la expresión que nos va a dificultar hacer aquello que es realmente importante para nosotros.

Mindfulness es una herramienta que, poco a poco, va facilitando el contacto con esas emociones difíciles, a través de su observación desde una barandilla de seguridad: la calma y el autocuidado que propicia la práctica.

El ejercicio de observar y permitir entrar y salir nuestras propias emociones nos facilita no sólo soltarlas, sino también aprender de ellas. Es decir, fortalece tanto nuestra capacidad de observar nuestros procesos internos como de sostenerlos, potenciando, por tanto, el proceso de psicoterapia.

 

¿Cuál es nuestra metodología?

Tenemos dos formatos, o como complemento a la terapia individual o como formación independiente.

En Educare impartimos formaciones de 8 semanas basadas en el protocolo MBSR (Mindfulness Based Stress Reduction) de las universidades de Brown y Massachusetts.

Cada semana se impartirá una sesión presencial de 2 horas de duración en la que se realizarán:

  • Prácticas de meditación mindfulness guiadas
  • Ejercicios suaves de movimiento consciente
  • Discusiones grupales dirigidas a cómo estar más presentes en nuestras vidas

 

Se requiere un compromiso de práctica diaria de una media hora aproximadamente. Para ello, se facilitarán audios e instrucciones para realizar los ejercicios.