Mindfulness para la Reducción del Estrés, la Ansiedad y el apoyo en Psicoterapia

Mindfulness para la Reducción del Estrés, la Ansiedad y el apoyo en Psicoterapia

Las tareas del día a día, las prisas, las exigencias del trabajo, la familia… Y, como guinda del pastel, una mente que no para, avisándonos, más a menudo de lo que quisiéramos, de posibles problemas por solucionar o tareas pendientes por hacer. Un cóctel perfecto que desemboca demasiado a menudo en agotamiento, físico y mental, mal humor y falta de disfrute de todo lo bueno que, sí, la vida también nos ofrece a cada momento.

El entrenamiento en mindfulness o atención plena está dirigido a fortalecer nuestra capacidad de vivir el presente y dirigir nuestra atención allá donde decidamos, de forma que dediquemos, por supuesto, un tiempo a resolver nuestros problemas, pero no todo el tiempo, y que más bien podamos reservar siempre espacios para la recuperación, el autocuidado y el disfrute con los nuestros

 

¿Qué es Mindfulness o Atención Plena?

De forma muy abreviada podemos decir que mindfulness es la capacidad de prestar atención a lo que sucede a cada instante de una forma no enjuiciadora. Parece sencillo, ¿verdad? Y lo es, si no fuera por la tendencia de la mente a divagar y a distraerse con cualquier otro elemento distinto a aquello que justo tenemos entre manos.

Por ello, la práctica de mindfulness consta de una serie de técnicas dirigidas a fortalecer esa capacidad que ya está en nosotros, y conseguir así más momentos de presencia, es decir, de atención a lo que pasa a cada momento, tanto en nuestro interior como en el exterior.

Además, el propósito de este entrenamiento es llevar esta misma actitud de atención a nuestro día a día. Por ello, se puede decir que mindfulness es tanto una disciplina con técnicas concretas, como una forma de ser.

 

¿Cuáles son sus beneficios?

Mindfulness es una disciplina basada en la evidencia científica. Los beneficios que los distintos estudios han mostrado incluyen:

  • Reducción del estrés y la ansiedad
  • Reducción de la rumiación (pensamientos obsesivos o un excesivo “darle vueltas” a los problemas)
  • Mayor bienestar emocional
  • Aumento de la concentración
  • Mayor flexibilidad cognitiva y, por tanto, mejor adaptación al cambio

 

¿Cómo puede ayudar en mindfulness en un proceso de psicoterapia?

Existen factores comunes a distintos desórdenes psicológicos. Uno de estos factores es la evitación, es decir, la no confrontación con emociones o situaciones que nos hacen sentir mal. Se trata de un mecanismo normal que puede ser útil en ciertas ocasiones, pero en otras no.

En el caso de las emociones, el problema estriba en que, si evitamos algunas de ellas y las enterramos, las enterramos vivas, y siempre va a haber un movimiento interno hacia la expresión que nos va a dificultar hacer aquello que es realmente importante para nosotros.

Mindfulness es una herramienta que, poco a poco, va facilitando el contacto con esas emociones difíciles, a través de su observación desde una barandilla de seguridad: la calma y el autocuidado que propicia la práctica.

El ejercicio de observar y permitir entrar y salir nuestras propias emociones nos facilita no sólo soltarlas, sino también aprender de ellas. Es decir, fortalece tanto nuestra capacidad de observar nuestros procesos internos como de sostenerlos, potenciando, por tanto, el proceso de psicoterapia.

 

¿Cuál es nuestra metodología?

En Educare impartimos formaciones de 8 semanas basadas en el protocolo MBSR (Mindfulness Based Stress Reduction) de las universidades de Brown y Massachusetts.

Cada semana se impartirá una sesión presencial de 2 horas de duración en la que se realizarán:

  • Prácticas de meditación mindfulness guiadas
  • Ejercicios suaves de movimiento consciente
  • Discusiones grupales dirigidas a cómo estar más presentes en nuestras vidas

 

Se requiere un compromiso de práctica diaria de una media hora aproximadamente. Para ello, se facilitarán audios e instrucciones para realizar los ejercicios.

Recibimos la visita de “CAMPEONES”

Recibimos la visita de “CAMPEONES”

¡Que visita más emocionante hemos tenido en Educare!

Esta semana hemos recibido en nuestro centro a Roberto Chinchilla, Román en la película ‘Campeones’ de Javier Fesser.

A través del Club de baloncesto Pintobasket, en el que Educare es patrocinadora de un equipo Federado y otro de Escuela, hemos tenido la oportunidad de conocer a Roberto, de invitarle a nuestro centro y que además tenga un encuentro con niños y niñas de nuestro aula TEA, firmarles autógrafos y responder a todas sus preguntas… a Roberto le encantan los macarrones!!!!

La película Campeones se presenta a los premios Goya con 9 nominaciones; papás y mamás, si no la habéis visto ¡merece mucho la pena! Acercarse a la realidad de la diversidad, disfrutar de buenos momentos, apoyarnos en los malos y convivir respetuosamente… Son muchos valores que compartimos y de los que nos sentimos orgullosos.

Ha sido un ratito entrañable que ni terapeutas ni familias olvidaremos.

¡Gracias Roberto y Pintobasket!

Equipo Educare

www.educare.es

 

Sincrolab: Inteligencia artificial para entrenar el cerebro, ¡no te pierdas esta entrevista!

Sincrolab: Inteligencia artificial para entrenar el cerebro, ¡no te pierdas esta entrevista!

Os invitamos a ver esta entrevista realizada a desarrolladores técnicos de Sincrolab, expertos en el cerebro humano y sobre todo a familias y profesionales que han utilizado esta herramienta de entrenamiento cognitivo. El cerebro y las dificultades de aprendizaje, así como otras se pueden entrenar y de hecho mejoran, los resultados lo avalan.

 

Entrevistamos a Elisa, nueva incorporación especialista en Integración Sensorial

Entrevistamos a Elisa, nueva incorporación especialista en Integración Sensorial

Es para nosotras un placer presentamos a una nueva incorporación al equipo de profesionales de Educare, Elisa Sesé Sanz.  

Elisa es graduada en  Psicología y diplomada en Terapeuta Ocupacional,  miembro de la Asociación Española de Integración Sensorial y de la Asociación Española de Neuropsiquiatría.  Cuenta con amplia experiencia en Atención Temprana, Integración Sensorial, Psicoterapia y Salud Mental.

A continuación reproducimos una entrevista en la que nos cuente en qué consiste su trabajo y en qué casos está indicada la terapia de integración sensorial.

Elisa bienvenida a Educare, ¿puedes explicar a nuestros lectores y lectoras en que consiste la Integración Sensorial?

La integración sensorial es un proceso neurológico complejo que permite a la persona registrar, organizar e interpretar la información que recibe del propio cuerpo y del ambiente a través de los diferentes sentidos para poder ofrecer una respuesta adecuada a las demandas cotidianas.

En algunos niños este proceso no se desarrolla de una manera adecuada y sus respuestas motoras, conductuales, de aprendizaje, emocionales, sociales, del lenguaje… no son las esperables, comprometiendo a su propio desarrollo.

¿Qué ocurre cuando este proceso no se da de manera correcta?

Se puede hacer una analogía con un atasco de coches. La información sensorial es como una serie de coches que van por distintas carreteras, juntándose en algunas, buscando llegar a un destino. Cuando se produce un atasco, los coches, en este caso la información sensorial, no llega o llega tarde y mal a su destino. Debido a este “atasco”, esa persona no puede responder de manera adecuada a los estímulos que está recibiendo. El cerebro no está procesando la información sensorial de forma precisa y ordenada. Esto hará que al niño le cueste más esfuerzo realizar las actividades, obteniendo peores resultados y menor satisfacción. Será más difícil para él adaptarse a las demandas de su entorno.

¿Cómo podemos observar problemas en el procesamiento sensorial?

Es frecuente encontrar niños que presentas características sensoriales muy concretas. ¿Quién no conoce a alguno al que le molestan las etiquetas de la ropa, o rehuye de los besos, las caricias, los abrazos? ¿O aquél que gira y gira en el columpio y no se marea nunca? ¿O el que posee un miedo terrible a subirse a los mismos? ¿o el que juega sólo y tiende a no estar con el resto de sus compañeros? ¿el que busca constantemente saltar, trepar, correr y tiene dificultades para mantenerse atento en clase?.

Podríamos poner multitud de ejemplos de niños con determinadas características sensoriales. Cada uno, como hemos dicho, tiene las suyas particulares, y eso contribuye al desarrollo de su propia personalidad e identidad.

El problema se da cuando esas características son tan importantes que impiden que llegue a desarrollar sus ocupaciones y relaciones de manera satisfactoria.

¿Qué se puede hacer ante la sospecha de alguno de estos problemas en un niño?

Lo primero, contactar con un especialista para que pueda valorar si realmente los problemas que presenta se deben a un deficiente procesamiento sensorial.

La evaluación, que lleva a cabo un Terapeuta Ocupacional con formación en Integración Sensorial, consiste tanto en pruebas estandarizadas como observaciones estructuradas de las respuestas a la estimulación sensorial: postura, equilibrio, coordinación y movimientos oculares. El terapeuta ocupacional  puede observar también, informalmente, el juego espontáneo, y pedir información acerca del desarrollo del niño y de las áreas de comportamiento.

Una vez hecha la evaluación, y comprobada la existencia de problemas de integración sensorial lo ideal es comenzar un tratamiento basado en este enfoque.

En España, el terapeuta que trabaja desde el modelo de Integración Sensorial debe estar formado específicamente en el mismo por un organismo amparado en la Asociación Española de Integración Sensorial.

¿Cómo se trabaja en integración sensorial?

El tratamiento se basa fundamentalmente en el juego. El niño es el que elige qué actividades hacer y el terapeuta ocupacional el que las adapta a sus características. Para el niño es sólo juego, y los ojos de un inexperto podrían pensar igual; pero la intervención va más allá, en realidad está participando en actividades que le hacen progresar en una integración sensorial más eficiente.

La terapia incluirá actividades que proporcionen estimulación vestibular, propioceptiva y táctil, y son diseñadas para las necesidades de desarrollo específicas de cada niño. También serán diseñadas incrementando gradualmente las demandas para conseguir unas respuestas cada vez más maduras y organizadas.

Se usan variedad de actividades para desarrollar habilidades específicas pero no se lleva a cabo a través de un entrenamiento específico si no a través de todo tipo de actividades motivantes que faciliten dicho aprendizaje.

Muchas gracias  Elisa por toda esta información. ¿Qué tienen que hacer los padres y madres que quieran ponerse en contacto contigo para recibir más información?

Pueden llamar a Educare al 916925688 y pedir una cita conmigo.

Un saludo.